El arte de la bandeja.

Y he de escribir sobre el saber o no saber, cómo llevar una bandeja bien. Y es que siento deciros que o sabes o no, no hay punto intermedio en esta cuestión.

Muchísima gente me ha preguntado acerca de cómo aprendí a llevarla así, o me preguntan acerca de cómo tienen que hacerlo para aprender… la gente que la llevamos bien, sabe perfectamente a lo que me refiero.

El problema es que no hay ningún truco, no hay ningún método, no se puede llevar una bandeja llena de botellines, vasos y botellas perfectamente de la noche a la mañana, es imposible puesto que requiere de mucho tiempo!!! El único modo de llevar la bandeja perfectamente y con fluidez, como si se tratara de parte de tu brazo, es a través de la práctica constante. No hay más, coge la bandeja y no la sueltes durante todo el día o noche.

Puedo daros algún consejo a través de mis experiencias por supuesto, pero antes quiero recalcar que yo misma he tirado muchísimas bandejas!!! Y que hoy por hoy aún se me caen de vez en cuando. Porque solamente no se le cae la bandeja, a quien no la lleva…

Así que fuera miedos!!! Yo desde mi conocimiento puedo decir que el 90% que me decís que os da miedo llevarla o levantarla tanto, más que miedo me mentalizaría al dolor físico que esto supone.

No recuerdo la primera vez que se me cayó una bandeja al suelo, pero si que siempre recordaré la primera vez que levante una bandeja cargada hasta los topes. Y lo que recuerdo es como me temblaba el brazo entero por el dolor, eso pesaba muchísimo para mi y no podría volverlo a hacer!!!

El problema es que no tenia otra opción… dónde me enseñaron había tanta competencia y la gente estaba tan preparada y todos eran tan perfectos que o cogías la bandeja y la llevabas o te mandaban a tu casa para que pudieras al día siguiente madrugar y presentarte en la cola del paro.

Que gente con ganas de currar había un montón!! Así que por aquel entonces, o te preocupabas por aprender del mejor o te ibas a repartir currículum. No había otra, la gente lo llamaba suerte. Yo siempre lo he llamado trabajo duro.

La suerte la forjas tú con tus actos. Por ejemplo entré a currar en un sitio de cuyo nombre no voy a citar (porque más de uno de los que me lee lo conocerá y me conocerá de haber trabajado juntos… ), en fin, dicho sitio era magnífico!! Buen sueldo, contrato y las propinas cada una la suya!!! Era genial!!! Pero cual es mi sorpresa que cuando anuncio que voy a empezar a trabajar allí, lo único que recibo son malas críticas!!! Todo el mundo había trabajado allí, todo el mundo conocía a gente que había trabajado allí, vamos que todooooo el mundo conocía el sitio y no tenia muy buena reputación para currar.

Lo sumamente extraño es que todo el mundo siempre dijera lo mismo, la crítica era siempre la misma…. según decían todos, echaban a la gente a la semana de estar trabajando porque los dueños eran sumamente estrictos y muy exigentes. Y no les duraban los empleados más de una semana. Que nadie aguantaba nada de tiempo allí. Y que tendría curro solo por un corto periodo de tiempo, así que todos me aconsejaban que siguiera buscando curro. EN SERIO????

No me lo podía creer. Hoy por hoy, tampoco me lo creo. Trabaje 4 AÑOS con ellos, no es broma, Hacienda, lo corrobora .

Pues eso que el tema de la bandeja, aprendí en este sitio, aprendí a colocarme el peso en el centro o en uno de los bordes de la bandeja, porque el peso todo junto es mejor como punto de apoyo con tu dedo gordo de la mano. Si lo dispersas el equilibrio puede desviarse hacia cualquier punto que ejerza fuerza o presión en ella. Repito el peso siempre junto!!!! Y alrededor vas colocando lo más ligero, como vasos vacíos, cascos vacíos, etc

No sé si me explico bien, así que al final del post colgaré alguna foto llevando la bandeja.

Lo segundo es que al levantarla tienes que girar tu brazo hacia atrás de tu cuerpo, no la lleves hacia delante. Es decir la bandeja queda atrás de tu vista, nunca la ves frente a ti… tampoco sé si de esta forma se entiende así que también intentaré buscar foto para explicarlo mejor.

Lo tercero es: si cuando la alzas, ves que es demasiado peso, intenta repartirlo en dos bandejas, siempre aprovecha tu brazo libre, eso si. Con esto me refiero a que puedes llevar la bandeja y con el otro brazo la cubitera, o el pie para la cubitera, que siempre falta… o el platito de fruta que con la bandeja llena estorba más que ayuda!! Así aunque tengas que dar dos viajes, el segundo puedes aprovechar para cargar lo que te faltaba y además reponer en la mesa de al lado, que seguro, que al pasar por allí te han pedido algo, fijo!!

Y la regla básica para llevarla bien, sin que te des cuenta, lo digo por activa y por pasiva, es la PRÁCTICA. Con 20 años me gritaban si no me veían con la bandeja en la mano, a los 21 me gritaban si me veían con ella porque me dieron un mayor cargo.

Y todo lo gané a base de observar en silencio desde mi ignorancia como trabajaban los mejores y absorber. Imitaba lo que hacían, sin saber que estaba ganando experiencia y aprendizaje. Las dos palabras fundamentales en cualquier trabajo. Y ellos encantados de enseñarme!!! Por lo que todo fluye mejor, el trabajo sale mejor, el estrés se canaliza mejor, y todo se refleja en los clientes habituales y en los que no lo son tanto y hablaban maravillas.

He aprendido muchísimo pero no sabéis ni os imagináis de que maneras… yo si que he llorado y con lágrimas en los ojos he trabajado, he llorado delante de clientes, he llorado de rabia, de impotencia, de ansiedad, he llorado pero nunca… he dejado de trabajar.

Nunca olvidaré , aquella noche que dando la cena a mi jefe ( del anterior sitio que he nombrado ),quien hablaba otro idioma, él era un anciano que no hablaba ni inglés!! Y ninguna de las otras camareras se atrevían a ir a su mesa y dar la cena a él y sus comensales, acabe dándole el postre con una llorera y la cara toda roja que nunca olvidaré. 😂😂

Lo que ocurrió aquella noche fue un antes y un después de mi visión hacia aquel hombre.

Siempre lo había visto como un hombre mayor gruñon y malhumorado, que solo gritaba a la gente, ahora creo que es por que nadie le entendíamos, pero siempre enfadado por todo… por lo cual, no le hacía ni mucho caso, además con la faena desbordante que había siempre como para estar pendiente!!

Resumiendo: esa noche mi rango de cenas estaba a tomar por culo de dónde me sacaban el servicio de barra y cocina… tenía que atravesar toda la sala desde la terraza petado todo de mesas y gente de pie. Yo cobraba, comandaba, daba el servicio completo a unas 12-15 mesas que doblaban tantas veces como fueras de rápido en dar las cenas. En mi caso yo y mis compis, que eran unas guerreras doblábamos el rango varías veces… no por nada sino por las propinas!!! 😉😉👌🏽

Obvio que cuantas más mesas más propinas y todas para ti por lo que éramos balas nooooo, cohetes!!! 😂😂

Pues entre mis mesas la del jefe y como siempre el de muy buen humor…y en mitad del servicio con la bandeja a reventar de llena en mitad de la sala no sé qué ocurrió, pero a la velocidad a la que iba un puto botellín de cerveza, se balanceó y me desniveló todo el resto. Ni os imagináis como me miraba todo el mundo, hubo hasta un minuto de silencio como en un entierro… el ruido que lío aquello!!! y la fiesta de cristales por todas partes que líe en un minuto!!! fue muy buena… yo en ese momento pedí disculpas a los clientes a los que había empapado, recogí todo él estropicio y volví a cargar mi bandeja sin darle mayor importancia. Y al ratito recuerdo estar en la mesa de mi jefe, recoger copas y vasos y retirar una copa de champán que mientras seguía recogiendo más cosas de su mesa, se balanceó la cabrona y se me volvió a caer la bandeja intentando que no se me cayera nada… desastre absoluto el jefe chopado o mojado o como queráis decir, la mesa del jefe jodida. Era mi noche. Y ya esperaba el grito de mi jefe. Era obvio, era evidente. Lo que no me esperaba fue lo que me dijo. Le dijo a su asistenta, que hacía de traductora también la pobre mujer y mi encargada que también me traducía por lo bajini porque tardo cero coma en aparecer en su mesa cuando vio la que le había liado… pues eso, solo dijo : dile, que se vaya a casa que está muy cansada.

EN SERIO??? Me vas a mandar a casa??? He venido a trabajar y voy a acabar mi trabajo. Te guste o no te guste.

El viejo no entendía nada pero vio que cogí mi bandeja me fui para dentro de la sala me harté de llorar detrás de la barra y salí con la cara mustia pero terminé el servicio, y no se me volvió a caer la bandeja.

El viejo al día siguiente me llamó mientras trabajaba, para preguntarme que de dónde era. Le dije a mi encargada que le dijera que soy andaluza. Todo esto los tres solos en su despacho y recuerdo cómo se partía de risa. Y me decía mi encargada: dice que es imposible, que le digas la verdad…

Me sentó TAN MAL…. daba por echo que la noche anterior con sus voces mandándome a casa en otro idioma que no voy a decir, delante de 300 clientes iba a conseguir que me volviera a casa llorando!!! Era a lo que estaba acostumbrado!!! …. pero qué concepto tenía este hombre de los andaluces!!! Si somos todos unos buscavidas!!!! Aún así luego lo arregló dándome la enhorabuena por mi empeño en el trabajo y un aumento de sueldo, obvio.

Lo que quiero decir con esto es que a pesar de haberla liado aquel día tanto, de que se me cayera la bandeja tantas veces en el mismo servicio, y estuviera más torpe de lo habitual… puede ocurrirle a cualquiera.

Cógela y ve levantándola poquito a poco, cada vez más, hasta que consigas levantarla por encima de tu cabeza el equilibrio lo sientes en la palma de tu mano, no os preocupéis del equilibrio ya que este se controla a través del tacto, del contacto con la bandeja, NO DE LA VISTA. No por mirarla vas a evitar tirarla. 😉

Todos sabemos que si no lo haces así no llegas a la mesa ni pasado mañana, a parte de que te lo pueden tirar, coger cosas de la bandeja, etc. Cosas que ya me han ocurrido aún llevándola fuera de la vista de los clientes…🤦🏽‍♀️

Ahhhh y otro consejillo: al DESCARGAR la bandeja en la mesa, siempre avisad al cliente con vuestra mejor sonrisa 😁😂 que si os quiere ayudar, o no se pueden esperar a beber y te empiezan a coger botellines por todos los francos o simplemente están en el mundo de yupi como si no estuvieras tú al lado con la bandeja… avisad!!! De que se os puede caer todo !!!! Y no es coña!! Porque muchas veces te pilla desprevenido y te la desnivelan toda en cero coma!!! Así que pedidles que no toquen nada de la bandeja por favor, porque la mayoría de las veces se nos caen por eso.

Muchas gracias clientes y compañeros.

2 comentarios en “El arte de la bandeja.

  1. Isra dijo:

    Me pareces una tía cojonuda, yo soy también andaluz, de Cádiz y llevo 4 meses en un restaurante y la verdad me siento totalmente identificado con tu post. Eso sí yo aún no domino la bandeja del todo bien, el equilibrio lo tengo pero al andar se me mueve todo y siempre me tiembla y se tambalean las cosas lo paso súper mal jajaja, pero me has motivado mucho y eso a seguir currando y cogiendo experiencia💪💪
    Gracias por tus palabras👏👏

    Me gusta

    • Anónimo dijo:

      Me alegro muchisimo que te guste y te pueda ayudar en algo, y veras como con mucha practica y cero miedo acabas cogiendo la soltura que necesitas!!! Solo tienes que intentarlo!!!!

      Me gusta

Responder a Anónimo Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s