Tu físico, tus características y tu personalidad serán tu carta de presentación.

En esta sociedad tan materialista tu apariencia física juega un papel importante a la hora de que te escojan para trabajar de cara al público. Aún así tu personalidad puede atraer a ciertas personas que buscan además de una apariencia,ciertas características específicas para su personal.

La mayoría en lo primero que se fijan es en el atractivo, aquello que entra por los ojos (al igual que con la comida) tiene ciertas ventajas sobre el resto… pero hoy en día cada vez la gente se cuida más y cuida muchísimo más su imagen por lo que hay muchísima más competencia y lo que te hará destacar sobre el resto de caras bonitas será tu personalidad.

Proyecta lo que quieres ser con autoconfianza y ni la modelo mejor pagada del mundo podrá competir contra eso. Es decir, resalta tus atributos (referidos a tu personalidad que son los que te hacen únicos). Si eres enérgico y rápido en cualquier cosa que haces coméntalo, si por el contrario eres perfeccionista y muy ordenado coméntalo, si tienes buena memoria y consigues recordar a tus clientes, lo que serviste, lo que cobraste y donde lo pusiste, COMÉNTALO!!! A la hora de hacer una entrevista además de vestir tu cuerpo para hacerlo resaltar y que parezca bonito DEBES vestir también tu cerebro!!! Una buena estrategia bien planeada y con las ideas claras de lo que quieres decir para que conozcan tus virtudes te hará subir dos puntos en tu currículum.

Prepárate un pequeño discurso, destaca tus virtudes e ignora tus defectos, sentirse seguro es un gran arma frente al resto de los candidatos.

A lo largo del tiempo he conocido a camareros/as que su físico no era como los del resto de los/as compañeros pero que poseían algo que les hacía brillar… ese brillo es lo que tienes que dar a conocer en la entrevista con tus encargados. Por ejemplo mi poder de liderazgo y mi tenacidad me han llevado en muchas ocasiones a conseguir aquel puesto de trabajo para el que había postulado aunque mis características físicas no cumplieran los requisitos exigidos por cierta empresa. Os lo explico, pase una entrevista de trabajo para un hotel de 5 estrellas no por mi apariencia, ya que en la oferta uno de los requisitos imprescindibles era no tener tatuajes visibles y yo al contrario de lo que exigían tengo bastantes y bien visibles. Aún así me presenté, pensando que no lo iba a lograr hice la entrevista comentándoles todo lo que se acerca de lo que me iban preguntando sobre el puesto de trabajo y durante la prueba pudieron apreciar que sin yo quererlo dirigía al resto de aspirantes, les aconsejaba cómo hacerlo, les corregía si se equivocaban para hacerlo mejor y que mi grupo pasara la prueba práctica. Eso derivó a que todos y cada uno de ellos se sintieran más seguros cuando los encargados les pedían hacer algo porque era como que yo ya les había indicado una forma de hacerlo y aunque no fuera la correcta les daba confianza para realizar dicha tarea, pensando que si era la correcta y se hacía de aquella forma. Sin yo darme cuenta estaba dirigiendo a un grupo de 6 personas con conocimientos y aptitudes muy buenas para el puesto de trabajo. Yo habría sido una más, todos sabíamos hacer lo mismo, y todos estábamos capacitados para ello, pero mi brillo especial fue el saber liderar sobre el grupo e intentar guiarles para ser mejores que el resto de grupos que aspiraban al trabajo. Eso es lo que me hizo destacar y ese fue el punto clave para que me escogieran a mi. Eso más que mi físico me brindó tener una oportunidad.

Por eso quiero que destaquéis aquello que por naturaleza os hace únicos. Piensa en aquello que sin querer te nace, aquello que siempre posees, aquello que otros no tienen y tú si. Tu simpatía, tú poder de convicción, tu capacidad de vender y atraer clientes, tú perseverancia, tú elocuencia, tú capacidad resolutiva….

Cada personalidad es única y si sabes potenciar tus puntos fuertes al igual que haces con tu físico está la victoria asegurada, si no en este en cualquier otro puesto de trabajo!!

El día de la entrevista lo tendrás todo planeado, los nervios a lo mejor te hacen pasar una mala jugada por eso tú autocontrol y tu auto confianza deben estar preparadas para actuar cuando ves que los dañinos nervios se te están yendo de las manos, ellos serán primordiales para darles jaque y que tu entrevista aunque haya empezado mal o en mitad se haya truncado, sea finalmente exitosa. Puede que te den ese puesto de trabajo o puede que no, pero tú te irás a casa con la satisfacción de saber que lo has hecho lo mejor posible. Así que cada momento que te pongan una prueba, cuando pases por una situación de estrés y que te genera ansiedad, cuando creas que tienes limitaciones para hacer esto u aquello otro, cuando te bloquees y no sepas cómo seguir… piensa y analiza que tienes, que sabes que aunque para eso no sea útil, te hace brillar. Cualquier cosa para ti sin importancia que perfila tu carácter puede ser muchísimo más importante de lo que crees y puede ayudarte en cualquier tipo de situación aunque en ese momento no creas que te sirva de nada. Puede sacarte del estado en el que te encuentras, para seguir adelante.

Espero que esto os ayude tanto en una entrevista de trabajo, como en cualquier otra situación en la vida ya que por desgracia encontraréis muchos momentos en los que vuestra luz interior se haya apagado y haya hecho sombra a vuestras virtudes dejándolas en la oscuridad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s